Caritas

Los rostros populares tenemos más obligación de colaborar en causas sociales que el resto

Gurutze Beitia. Actriz

Gurutze  Beitia colabora desde hace años con multitud de ONG.

Gurutze Beitia es un rosto muy conocido de la televisión y el teatro.  Lo que tal vez pase más desapercibido es la actividad frenética que mantiene la actriz en favor de las causas sociales. Desde el Síndrome de Down hasta el Alzheimer, pasando por la custodia compartida o actuar en un geriátrico. Su imagen desenfadada y su naturalidad son solicitados por todas las ONG que uno se pueda imaginar.

Gurutze está en todas.

Yo creo que tenemos obligación, la verdad, si puedo me apunto a todo lo que me llaman: Cancer Infantil, Sida, Esclerosis Múltiple, que hago todos los años, Enfermedades Raras. He asistido a la presentación de la Carrera solidaria en apoyo al Cáncer de Mama, recientemente estuve en la Plaza Nueva de Bilbao ayudando a vender 4.000 carolinas en apoyo al Síndrome de San Filipo. Me he sacado la foto para el calendario del Síndrome de Down, presento la gala del Alzheimer. Hago todo lo que puedo. Yo tengo que colaborar.

Prefiero que me pidan una mayor implicación. A mi hacerme sólo la foto me da vergüenza.

¿Cuándo dice que no?

Pues sólo si no puedo por asuntos de trabajo. Pero si tengo libre siempre estoy dispuesta. Son tantas causas y hay tanto que hacer. Muchos te llaman como comedidos, como si te fueran a molestar y en realidad te están pidiendo una cosa que debiera salir de todo ciudadano.

¿Puede que haya personas que les hayan transmitido esa sensación?

No lo se, supongo… Hombre yo se que hay personas a las que se les ha llamado y han contestado ¿pero yo cuánto voy a cobrar?. A ver, es que va con el término solidario, me parece que está implícito. Se pide una colaboración altruista.

cancer-mama-bilbao

Gurutze Beita (en el centro) junto a Patricia Gaztañaga, Txetxu Ugalde, María del Mar Vivanco, José María Argoitia, Beatriz Marcos, Arantza Lezamiz, Koldo Aguirre y Virginia Berasategui en la presentación de la primera carrera solidaria del cáncer de mama en Bilbao

¿Qué cree que aporta el rostro popular a este tipo de causas?

Supongo que notoriedad. Aunque a veces te llaman sólo para la foto y yo prefiero que me pidan una mayor implicación. A mi hacerme sólo la foto me da vergüenza. Debe ser importante por lo que todos dicen, pero si voy es para hacer algo, para colaborar de alguna manera. El año pasado convencí a mis compañeros de La Lechuga para hacer una función en favor de la investigación por el Alzheimer. El próximo martes estaré con los de la custodia compartida. También con Aspace. Si podemos poner un granito de arena…

Que George Clooney se implique en una gala para recaudar fondos por el terremoto de Haití, no creo que sea una cuestión de Marketing.

Muchos personajes famosos se han apuntado a causas sociales. ¿Es algo sincero o es política de gabinete de prensa para mejorar la imagen del famoso en cuestión?

Yo quiero pensar que no, que estas personas tienen unos valores y los van a defender. Que George Clooney, con la vida que puede llevar, se implique en una gala para recaudar fondos para el tsunami o el terremoto de Haití, no creo que sea una cuestión de Marketing. Primero porque quiero confiar en el ser humano, y segundo por que me parece sinceramente que no le hace falta. Creo que verdaderamente se compromete. George Clooney no necesita un lavado de imagen. Esto no me parece una moda y viene de muy atrás. Pensemos en Audrey Hepburn y su implicación con Unicef.

Es el mundo del espectáculo especialmente comprometido.

No, no lo creo. Pero sí es cierto que somos muy reconocibles, que tenemos una visibilidad y que tal vez la repercusión que pueda tener una declaración en la gala de los Goya, por ejemplo, es mayor que en otros ámbitos. Por eso creo que tenemos una obligación moral de hacer lo que podamos, porque si por estar en un maratón de EITB, cogiendo el teléfono y atendiendo a personas, podemos recaudar dinero para una causa, genial. Los rostros populares tenemos más obligación que el resto.

Cree entonces que hay una mayor responsabilidad de la persona famosa.

Me parece que sí. Es parte de la fama que tiene cosas muy buenas y alguna muy mala. Pero creo que conlleva una mayor responsabilidad, y que cuando un personaje famoso hace una declaración puede llegar a millones de personas e influir en ellas.

Me llamaron de Cáritas para hacer un monólogo. ¿Me puedo meter con el Papa?, les pregunté.  “Tú métete con quien te de la gana”, me contestaron. Son encantadores.

¿Qué le piden a Gurutze Beitia?

Pues un poco de todo. Una vez me llamaron de Cáritas para que presentara una gala e hiciera un monólogo. Yo les pregunté: “¿Pero ya sabéis a quién estáis llamando?, ¿puedo hacer un monologo de humor, me puedo meter con el Papa?”. Y me contestaron: “Tú métete con quien te dé la gana”. Son encantadores, gente voluntaria que hace frente a unos problemas tremendos y más en la época que estamos viviendo.

¿Nota que este momento es especialmente complicado?. En octubre de 2014 Manu Calvo director de Campañas de Cruz Roja Bizkaia declaraba en Solidaryland que habían tenido que duplicar el presupuesto de determinadas partidas.

Con Cruz Roja también he colaborado (risas). Sí, el momento que estamos viviendo es complicadísimo. Gente que vive en tu ciudad y que lo está pasando verdaderamente mal. En estos momentos hay un montón de chavales que están prácticamente en exclusión social. Y ya si ves en televisión la corrupción que hay, se te pone la vena como un cable de ascensor y no sabes que hacer. Pero aquí la gente es muy solidaria y se compromete.

Queda claro lo que aporta Gurutze a las causa con las que colabora. ¿Qué le aportan éstas a Gurutze Beitia?

Aprendes tanto en esos ámbitos. Hay una humanidad que es difícil encontrar en otro lado. Hablas con personas que tiene  problemas muy gordos y te sorprenden, te sorprenden por su forma de ver la vida, por su manera de enfrentar los problemas. Es muy enriquecedor. Hay un ambiente, una armonía, un positivismo del cual se aprende mucho.

Yo soy atea, republicana y feminista y no me parecen etiquetas. Es una forma de definirme, de afirmar lo que soy.

Recientemente Tim Cook, Director general de Apple, ha reconocido que es gay¿Eso le parece una cuestión de responsabilidad social?

A mi me parece que sí, porque socialmente sigue habiendo una restricción sobre esas personas y que una persona con un cargo tan relevante haga esa declaración, aboga por la causa. Hay quien entiende que eso favorece etiquetar a la gente. Yo no creo que son etiquetas. Yo soy atea, republicana y feminista y no me parecen etiquetas. Es una forma de definirme, de afirmar lo que yo soy. Con respecto al colectivo gay, creo que ayuda muchísimo que se vea como algo natural. Eso abre la conciencia del problema a más personas. Me parece fantástico.

¿Qué le parecen campañas como la del reto de echarse el cubo de agua?

Puede aparentar frivolidad, pero si hay miles de entradas para ver un video de alguien famoso echándose un cubo de agua helado y de esa manera recaudar millones de euros, me parece fantástico. Todo lo que sea recaudar por la causa… Como los calendarios solidarios que me hacen una gracia tremenda. Empezaron uno o dos y resulta que ahora los hace todo el mundo. Si conseguimos el objetivo que estamos buscando, no creo que sea frivolidad y bienvenido sea si recaudamos dinero para investigación o manutención.

¿La vamos a seguir viendo en este tipo de actos?

Mientras sigan contando conmigo sí, desde luego.

Anuncios

Inmigrantes atrapados en la exclusión social

Cáritas ayuda a este colectivo a integrarse en la sociedad y que tengan las mismas oportunidades que todos.

caritasLlegan con 12 años de edad debajo de un camión o en una patera, no saben dónde tienen que hacer sus necesidades y duermen en el suelo porque no saben para qué sirve una cama. Éstos chicos ingresan en un centro de menores donde tienen todas las necesidades cubiertas, pero al llegar a los 18 años muchos de ellos no encuentran una asociación donde les acojan por el perfil que tienen y van a la calle sin un duro y sin un sitio donde vivir, y es entonces cuando recurren a la delincuencia. La Diputación Guipuzcoana detecta estos casos a través de los trabajadores sociales de base y les mandan a Cáritas, donde tienen que superar una prueba para ver cuál es el problema. De allí les remiten a otros programas o se quedan con ellos. En cuanto ingresan en el programa se les acoge y cubren sus necesidades, pero también se les exige más responsabilidad, ya que si no acatan las normas se les podría llegar a echar a la calle.

Iñigo Lasagaster, coordinador de la casa de acogida de Andoain, señala que en este centro procuran enseñarles cuáles son las claves para vivir en este país, que construyan o reconstruyan un entorno social y familiar adecuado y que no estén inactivos mediante la inserción al mercado laboral. La dificultad actual que tienen estos chicos inmigrantes para acceder a un contrato laboral y a cursos de formación y, por lo tanto, a las prácticas, es la irregularización de los papeles, por lo que nos basamos en un proyecto ocupacional, llamado proyecto Ortzadar.

Éste proyecto tiene como objetivo buscar cursos de Lanbide y cursos alternativos en centros de día, o en formaciones de Cáritas . La oferta es poca y la demanda mucha, aclara Iñigo. Desde el centro implementan una ocupación para que no estén inactivos: rehabilitan el jardín, ponen una huerta ecológica, se encargan del mantenimiento de la casa y de las tareas del hogar, de esta manera les imponen tareas para que aprendan a tener una rutina laboral.

El 80% de los casos suele salir adelante después de tres años en el proyecto, ya que consiguen trabajo e integrarse en la sociedad, pero para esto es necesario que la sociedad ayude y superen los prejuicios, termina Iñigo.

Amaya García Sierra

Maneras de entender la solidaridad

El incansable Joel Buton

Este Noruego lleva recorridos más de 50.000 kilometros para protestar y denunciar el uso de las minas antipersona

El activista Noruego Joel Buton recorre Europa en contra de las minas antipersonas empujando un carro de 200 kilos durante 15 años. En un incansable “viaje solidario”, donde a recorrido gran parte de los países de Europa, este activista lucha dando ejemplo de compromiso y sacrificio personal por una causa como es la abolición de las minas antipersonas. Este pasado 15 de octubre se encontraba en la localidad Gipuzkoana de Zumaia, en una parada de tantas que ha echo, donde nos cuenta sus experiencias y el objetivo de su periplo terrestre.

Todo un ejemplo de solidaridad

Mamen Álvarez sufre esquizofrenia paranoide, reside en Zumaia y vive con ilusión su nuevo papel como voluntaria en Aukera

Un día con Mamen sirve para darse cuenta de la solidaridad de una persona, que a pesar de su enfermedad, aporta su granito de arena en la sociedad. Esta zumaiarra de 45 años, acude todos los dias como voluntaria a la tienda de ropa de segunda mano Aukera promovida por Caritas. Una vez controlada su enfermedad, Mamen no duda en realizar una tarea altruista en beneficio de los más desfaborecidos.

¿Solidaridad altruista?

Las cadenas de televisión utilizan el “gancho” solidario como instrumento de marketing

Hoy en día, es habitual encontrarnos en las cadenas de televisión programas en los que el concursante es una persona famosa que dona el premio generosamente a alguna ONG. Un claro ejemplo es el programa de A3 “Tu cara me suena” donde los concursantes (gente famosa) compiten por ver quien imita mejor a estrellas de la música. El programa utiliza la solidaridad como gancho para ganar más audiencia, el famoso se promociona y la ONG obtiene recursos para seguir con su misión. Este marketing “solidario” tiene un compromiso social pasajero y no contribuye ni a la sensibilización ni al cambio de mentalidades.

La verdadera solidaridad

El altruismo se podría definir como el compromiso de proporcionar mayor bienestar al resto de la sociedad, implicando una inversión personal para el desarrollo de bienes comunes sin esperar nada a cambio. Entendiendo la solidaridad como un acto altruista, es difícil pensar que una cadena de televisión consiga alguna vez un programa solidario, es decir, sin obtener nada a cambio (buena imagen corporativa, gancho comercial). Sucede lo mismo con multinacionales y grandes empresas que utilizan tanto campañas solidarias como de medio ambiente para conseguir una buena imagen de cara al público. Aunque sigan considerándose actos solidarios no son llevados a cabo de una manera altruista como es el caso de Joel o Mamen. En definitiva todo esto no son más que “Maneras de entender la solidaridad”.

 Kepa Alcorta García